Los Pericos o Periquitos: Origen, Características y Más.

pericos

Los pericos o periquitos son una especie de pájaros que son utilizados como mascotas.

Estos animales son muy divertidos y cuando se sienten contentos pueden llegar a cantar e incluso imitar la voz humana.

Son muchos los colores con los que puedes encontrarte de este ave que inicialmente era únicamente de color verde.

Características Generales de los Pericos:

Los pericos o periquitos son pequeñas aves, de unos 17 centímetros y 35 gramos de media y encontramos su origen en Australia.

Se trata de aves muy sociables y tal vez, de las más populares del mundo, debido a su tamaño a su facilidad para domesticarlas y por su carácter tranquilo pero alegre.

Además, son animales inteligentes y pueden aprender a hablar si tenemos constancia.

Su promedio de vida ronda los 8-10 años de edad.

Tiene cuatro dedos en sus patas, dos de ellos hacia delante y los otros dos hacia atrás.

Tiene un plumaje muy atractivo y llamativo por sus brillantes colores entre los que destacamos el verde, el azul y el amarillo.

Su cabeza tiene rayas onduladas entre el negro y el blanco.

Sus ojos están situados a ambos lados de la cabeza y su pico se caracteriza por tener la parte superior que sobresale de la inferior.

pericos

Comportamiento de los Pericos:

Son aves muy activas y cantarinas.

Su canto no es tan delicado como el de los canarios, pero si unimos sus palabras, su carácter y su llamativo plumaje los hacen una excelente mascota para tener en casa.

Los pericos o periquitos son animales que no requieren de demasiada atención si están acompañados de otros periquitos u otras aves.

En cambio, si está solo en la jaula, necesitará mucho cuidado y atención de su dueño.

Estas aves pueden llegar a ser posesivas con su amo.

Este carácter celoso y posesivo puede desencadenar en un mal comportamiento cuando el ave se queda sola.

Lo evitaremos poniéndole elementos en la jaula que sirvan para entretenerse y ejercitarse.

pericos

Datos Curiosos de los Pericos o Periquitos:

A los pericos o periquitos les gustan los ruidos, la música, el jaleo en el ambiente en general, por lo que la tele y la radio pueden ser diversiones para él.

Les gusta el sol, pero siempre con una parte de sombra para cuando quieren retirarse, así como un baño en agua fresquita.

Les gusta la compañía de otros pájaros.

Además, son animales curiosos y divertidos que siempre quieren probar cosas nuevas.

El alboroto les gusta, siempre y cuando el ruido no sea excesivamente fuerte.

No les gusta que los cojan con la mano ni que hagan movimientos bruscos cerca de ellos ya que se pueden asustar.

Lo que sí podemos hacer es ofrecerle la mano para que se suba si quiere.

Si confía en nosotros, no dudará en posarse en nuestra mano para comer algún alimento que le queramos dar.

La cola de los pericos o periquitos es algo delicada.

Durante el cortejo, el macho pisa la cola de la hembra.

Sin embargo, fuera de esta situación, que les toquen la cola es algo desagradable para ellos, por lo que tendremos que tener especial cuidado.

Los periquitos son animales algo rutinarios.

Entre sus costumbres están la de frotarse el pico contra la jaula después de comer, regurgitar la comida, estirar patas y alas antes de dormir.

Su Alimentación:

La alimentación de estos animales se basa en las semillas de avena, alpiste, trigo y mijo principalmente.

El agua es imprescindible y nunca debe faltar agua limpia en su bebedero.

También les gustan las frutas y verduras.

La lechuga es su preferida pero debemos dársela racionada ya que contiene mucha agua.

Por eso, recomendamos darles otros vegetales como zanahorias, espinacas y acelgas.

Estos alimentos le proporcionarán la vitamina A necesaria para su buen desarrollo.

La manzana también contiene mucha agua, pero el plátano es otra fruta que les gusta mucho.

En su dieta tampoco debe faltar el calcio.

Otro elemento necesario es el yodo, que completaremos gracias a preparados de las tiendas de animales.

A la hora de comer, se comen las semillas pero dejan la cáscara, por lo que deberemos fijarnos en su comedero aparentemente lleno pero en realidad puede estar vacío de comida.

Evitaremos darle chocolate ni alimentos salados.

Un consejo adicional: Si tus pericos o periquitos son muy dóciles y les gusta comer de su amo, nunca les des comida de tu boca.

Esto es así porque la saliva humana tiene una bacteria que es tóxica para las aves y podría provocarle problemas a tu mascota.

¿Dónde ubicar a mi periquito?

Los periquitos son los más conocidos de toda la familia de los psitácidos, probablemente debido a su docilidad y simpatía.

El lugar principal y donde más tiempo va a pasar nuestra mascota es su jaula, por lo que debemos prestar especial atención a su higiene y limpieza.

Su ubicación dentro de la casa es importante.

Debe ser un lugar concurrido, donde más tiempo pasemos durante el día ya que si no, nuestro periquito se sentirá solo y abandonado.

También debemos evitar que este cerca de la cocina para que el animal no inhale humos o vapores.

Las dimensiones ideales para la jaula son de 50X40 centímetros y que la base sea extraíble para facilitar su limpieza.

Otro factor a tener en cuenta son los diferentes elementos para el juego y distracción del periquito dentro de la jaula, por lo que no deberán faltar juguetes o palos de diferentes grosores.

Sin descuidar los recipientes de agua y comida.

¿Qué Cuidados debo Darle?

Entre las actividades diarias que debemos realizar para cuidar de nuestro periquito está el de alimentarlo siempre a la misma hora.

Cambiar el agua, cambiar la base de la jaula y limpiar el recipiente de la comida, entre otros.

También es recomendable jugar un poco con el periquito fuera de la jaula.

Por la noche, tapar la jaula a una hora aproximada.

La parte principal de su aseo la realizará el propio animal, limpiándose las plumas con el pico.

Pero además de eso, nosotros debemos proporcionarle un recipiente con agua a temperatura ambiente o bien rociarle de agua tibia para que nuestra mascota esté completamente limpia.

En ocasiones, debemos recortar un poco las alas para evitar que el animal se lastime contra la jaula.

Para ello nos serviremos de la explicación detallada del veterinario utilizaremos unas tijeras especiales.

Así también le podemos recortar las uñas, con mucho cuidado ya que poseen unas venas internas que pueden sangrar en caso de cortarlas demasiado.

Esta zona se distingue por tener un color rosáceo.

Una forma de distinguir el sexo de los periquitos es fijándonos en la cera del pico.

Los machos la tienen de color azul, mientras que en las hembras es de color marrón.

Aun así, pueden existir casos en los que ese color no esté y no podamos distinguir su sexo, aunque no es lo normal.

¿Cuáles Son Los Colores Más Comunes?

El color original del periquito es el verde, pero con el paso del tiempo se han ido desarrollando otros colores mediante las mutaciones.

Así tenemos periquitos azules, amarillos, violetas, grises, y más.

Podemos decir que existen periquitos de todos los colores, excepto rojos.

El color azul. Se trata del mismo color del verde pero sin pigmentos amarillos, lo que le da tonos azulados.

El color verde oscuro. Se trata de periquitos verdes con pigmentos más oscuros que dan como resultado la tonalidad de verde oliva o verde gris.

El color malva o gris. Se da cuando el periquito azul tiene pigmentos de color lila.

Cara amarilla. Cuando el periquito tiene la cabeza de color amarillo.

El color canela. La pigmentación de las ondas negras desaparece.

De esta forma solo quedará el color marrón, dando un efecto de color canela.

El color albino. Se da cuando se pierde toda la pigmentación en el plumaje del periquito.

El color lutino. Es el mismo caso que el anterior pero en un periquito verde, por lo que el resultado queda en un color amarillo intenso.

El color arlequín. Son periquitos que tienen zonas del cuerpo sin pigmentos.

En algunos esta falta de pigmentos se da en todo el animal, por lo que se diferencian de los albinos únicamente en que los ojos son de color negro en lugar de rojo.